Cuando dejar a un cliente es más difícil que dejar a un ex

Laura Méndez
Escrito por Laura Méndez
el 05 de octubre, 2021

Como freelance puede que llegue un momento en el que te preguntes: por qué ya no me baila un gusano en la tripa cuando suena el teléfono y escucho su voz, que diría ‘Ella baila sola’. Y sí, tenemos que normalizar que a veces la rutina es más fuerte de lo que esperabas y eso acaba por quemarte.

Desde Xolo, como expertos en que los freelance no se estresen por lo que no les corresponde, te recomendamos que no inviertas tu energía en encontrar la razón exacta y simplemente seas coherente con lo que sientes. ¿Crees que esa colaboración no da para más? Pues toca despedirse.

Sabemos que no es fácil, y que la sensación es muy parecida a la que tienes en una relación amorosa: 

  • Nunca te parece el mejor momento
  • Piensas que el mes que viene las cosas podrían ir mejor
  • Te da miedo dar el paso y después arrepentirte

Xolo_Blog_CTA_Pizza

No te preocupes, para sacarte de este bucle de dramatismo hemos diseñado un manual para dejar a un cliente de manera indolora (o casi):

Intenta darle margen de tiempo para encontrar a otro freelance

En lugar de tratar de buscar la ocasión perfecta para comentar que lo vuestro se ha terminado, piensa que cuanto antes lo digas mejor será para todos.

A la hora de terminar una relación profesional lo más importante es dejar la puerta abierta. No sabes si en el futuro volverás a coincidir con esa persona o incluso la recomendación que podría hacer de ti a otro potencial cliente, así que para garantizar un buen final es importante dar el tiempo suficiente para que encuentre una alternativa a tus servicios. Es más, puedes incluso recomendarle a otros freelance que conoces para darle mayor tranquilidad a la hora de hacer este cambio.

No te compliques demasiado con el por qué

A diferencia de una relación de pareja, aquí puedes “mentir” por el bien común. ¿Que simplemente te aburriste de su manera de trabajar? Puedes decir que ahora mismo estás implicado en un proyecto personal para el que necesitas más tiempo.

¿Que no soportas más sus llamadas a cualquier hora para pedirte un cambio? Puedes comentarle que vas a iniciar unos estudios que no te permitirán dedicarle tiempo a vuestra colaboración.

Esto no significa que si te sientes con la suficiente confianza no digas la verdadera razón, la recomendación es que no te compliques dando explicaciones porque lo mejor de ser freelance es que eres free. Basta que la razón sea lo suficientemente profesional y que la comuniques con antelación para que tu conciencia esté tranquila.

Resuelve antes las cuentas pendientes

Aprovecha la ventaja de saber cuál será tu próximo movimiento para asegurarte de que las cuentas están claras antes de dar por finalizada la relación profesional.

Nuestro consejo es que primero dejes todas las facturas enviadas y después comuniques tu decisión de terminar la colaboración, así será más cómodo para ti no tener que hablar de pagos pendientes y que la conversación tenga una única temática.

Igualmente, si tienes que insistir para cobrar tus facturas, hazlo. Esto es como la tostadora que dejaste en casa de tu ex, lo que es tuyo es tuyo, recupéralo.

Ponte en lo mejor

Cuando pasamos por este tipo de situaciones solemos recrear la escena en nuestra cabeza y en la inmensa mayoría de las ocasiones es mucho mejor de lo que esperábamos.

Puede que la respuesta de tu cliente sea muy positiva y que incluso agradezca tu honestidad y previsión. A veces esa persona puede haber estado pensando lo mismo que tú y no atreverse a decirlo. ¿Y si en lugar de una conversación incómoda acabase por ser un alivio mutuo? 

Respira hondo y dale a ‘enviar’ a ese mail, verás que no será tan malo como te lo imaginas.

Asume que no será la última vez que tengas que hacerlo

Con el tiempo te darás cuenta de que hay veces que toca dejar y otras en las que te dejan (sí, seguimos hablando de tu vida como freelance). Por eso tendrás que repetir esta situación de dejar a un cliente, pero lo bueno es que cada vez se te dará mejor.

Cuanto más desarrolles tu perfil como freelance mejores ‘match’ harás con tus clientes, porque transmitirás de una manera más clara tu forma de trabajar, y al mismo tiempo sabrás detectar antes cuándo esa colaboración ya no está siendo lo suficientemente productiva o motivadora.

Xolo_Blog_CTA_TimesChange

Preocuparte por tu negocio no se trata solo de tener cada vez más trabajo, sino de que ese trabajo sea cada vez mejor. Que te interese tanto a nivel económico como a nivel profesional, y aunque pueda sonar utópico creemos que la meta debería ser esa. 

En Xolo nos encargamos de la contabilidad y fiscalidad de miles de freelance para que se dediquen a lo que mejor saben hacer: lo suyo. Por eso, cuanto más liberada esté tu cabeza de cargas de trabajo o proyectos que solo te restan energía más cerca estarás de trabajar a tu gusto. Y si eso supone despedirse de algún cliente, pues bienvenida sea esa despedida.