Cómo hacer de cualquier lugar tu oficina cuando eres un freelance nómada

Laura Méndez
Escrito por Laura Méndez
el 23 de noviembre, 2021

Una de las grandes ventajas de poder trabajar como freelance es poder hacerlo desde donde quieras. Solo necesitas llevar contigo algunos imprescindibles y asegurarte de que allá donde vayas haya una buena conexión a internet. Como de esto último depende que el viaje sea un placer o una tortura tómate un tiempo para leer los comentarios o incluso preguntarle al anfitrión o personal del alojamiento por la calidad de la conexión para que puedas trabajar. Tu ‘yo del futuro’ te lo agradecerá y tus vecinos de habitación también –tus gritos de desesperación no están incluidos en su reserva.

Una vez decidido el destino y el espacio desde el que trabajarás, aquí van algunos consejos:

1. Crea tu lugar de trabajo | Freelance nómada

Dale un repaso a la habitación y busca un lugar con buena iluminación en el que asentarte durante esas horas que le dedicarás a trabajar. Sé que es tentador tirarse en la cama con el ordenador, pero si se trata de un viaje de varios días tu espalda y tu concentración agradecerán tener una silla y una mesa en las que apoyarse.

Mira dónde hay enchufes y pide un ladrón si fuera necesario. Como sabe más el freelance por viejo que por freelance, si crees que vas a necesitar varias entradas puedes llevar tu propio adaptador para no depender de que tengan uno disponible para prestártelo.

¿Todo listo? ¿Has cambiado de lugar esa planta para que te haga más compañía y conseguido que en las videollamadas parezca que estás rodando un videoclip? Perfecto.

2. Invierte en un buen equipo que puedas llevar contigo | Freelance nómada

Las empresas invierten un montón en equipos y material de trabajo para mejorar la productividad de sus empleados. En este caso te toca a ti invertir (lo que puedas) en aquellos aparatos electrónicos o de oficina que más utilices. Si piensas en compatibilizar tu trabajo con viajar de forma habitual es el momento de pensar en tamaños y pesos que sean compatibles con tu equipaje:

  • Puedes utilizar una tablet como segunda pantalla para sentirte como en casa
  • Las baterías externas pueden ser tu salvación en alguna de tus escapadas
  • Si trabajas con ratón que no te de pereza llevártelo –puedes tener un cepillo de viaje y un ratón de viaje.

Como todo en la vida, lo que necesites lo irás aprendiendo con la práctica. Recuerda hacer una lista con todo lo que has echado en falta en esta ocasión para tenerlo listo para la próxima. Una vez termines con esto entrarás en el universo infinito de tipos de mochila o maletines en los que meterlo todo, pero eso ya da para un libro.

3. Aumenta tu concentración y eficiencia para disfrutar de todo | Freelance nómada

Lo que no puede ser es que estés pensando en la piscina mientras trabajas y que cuando estés en la piscina pienses en trabajar. Esto aplica al paseo por la montaña, por la playa, excursión a la bodega o el momento de bajarse al bar a por un café. 

Trabajar desde un lugar nuevo puede aumentar nuestra creatividad pero también puede despistarnos demasiado y acabar en ese limbo en el que ni descansas ni terminas lo que tienes que hacer. Como guía con experiencia en ese limbo, una buena manera de poder salir de ahí es marcarse un horario realista en el que tengas tus momentos de relax bien definidos y ser igual de exigente con la eficiencia como con el disfrute. 

Igualmente, hay muchas técnicas para que puedas estirar las piernas y sentir que has aprovechado el tiempo. Y no, subir stories todo el tiempo con ‘las nuevas vistas de mi oficina’ no se considera concentración ni eficiencia, sorry.

4. Ten localizados lugares desde los que poder trabajar | Freelance nómada

¿Una vez que ya tengo todo listo me voy a poner a buscar otros sitios desde los que trabajar? Si tienes pensado quedarte un periodo largo, ¿por qué no? ¿Y si descubres que hay un coworking genial cerca de donde estás en el que puedes conocer a otros freelance? ¿O si hay una cafetería cerca de un lugar que te gustaría visitar? El turismo freelance es así, hay que aprender a compatibilizar todo el tiempo.

5. No pierdas de vista tus finanzas | Freelance nómada

*música triste* Siento que este artículo no termine con los mejores estampados en bañadores para freelance, pero lo cierto es que a veces nos emocionamos tanto con el viaje que nos olvidamos del presupuesto (hablo en primera persona del plural porque así siento menos culpabilidad, de algo nos tiene que servir ser una comunidad, la culpa nos la repartimos también). La cuestión es que está bien tener los pies en la tierra y decidir cuánto podemos gastarnos, qué facturas nos quedan por hacer, qué cobros nos llegarán… Sí, todo eso también tiene que estar incluido en las cosas a tener en cuenta precisamente para no llevarnos ningún susto.

Xolo_Blog_CTA_Paperwork

Contar con una gestoría que pueda atenderte desde cualquier parte y que esté especializada en freelance también ayuda. Una de ellas es Xolo, y estarás a un email de solucionar cualquier duda que te impida disfrutar de esa merecida desconexión.

Ya está, ya tienes todo lo que necesitas para irte a cualquier lugar del mundo y disfrutar de la libertad que te da el haberte decidido por ser freelance. ¿Que siempre te dicen que te pasas el día de un lado para otro, que cuándo trabajas? Bueno, te dejo aquí mi truco secreto para poder responder a eso y volver a disfrutar de hacer lo tuyo ✌ ️.