La definitiva guía sobre cómo hacer facturas de autónomo a autónomo

Xolo
Escrito por Xolo
el 01 de diciembre, 2022

“¿Cómo hacer facturas de autónomo a autónomo?”, una pregunta crucial para nuestra vida laboral como trabajadores por cuenta propia, y a la que, en Xolo, hemos llegado por el camino más inesperado. De hecho, de lo enrevesado que suena, ni te lo vas a creer.

Porque llevamos una época en plan filosóficos, muy socráticos nosotros, debatiendo los temas más trascendentales a base de preguntas constantes. Y la que dio inicio a este artículo sobre las facturas de autónomo a autónomo, por ejemplo, fue esta: ¿cuál es el momento por excelencia en la vida del autónomo, el que da sentido a lo que hacemos?

Y pensamos: ¿será ese en el que nos marchamos hacia una isla desierta, desde la que trabajaremos con nuestro portátil y en bikini? Pues no, porque eso, al final, solo ocurre en los artículos vendehumo. ¿Quizás, será ese en el que, por fin, acabamos trabajando en lo que amamos? Pues tampoco, porque, oh, spoiler, te darás cuenta de que hay una cosa en la vida mejor que trabajar en lo que amas: no trabajar. ¿Será, entonces, el momento en el que te asocias con Xolo y dejas todo el papeleo en nuestras manos? Pues podría ser, pero no.

No, porque el momento que da sentido a esto de ser autónomo es otro: es el instante en el que facturamos nuestros trabajos. Y ya que dentro de la facturación no hay nada más importante que la de un trabajador por cuenta propia a otro —pues nos afecta como emisores y como receptores—, nos hemos dado cuenta de que de eso teníamos que hablar en este artículo: sobre cómo hacer facturas de autónomo a autónomo.

¿Qué es una factura de autónomo a autónomo?

Vamos a comenzar por el principio, por la parte más sencilla: la de qué es una factura de autónomo a autónomo.

Cero complejo: la factura de autónomo a autónomo es toda aquella factura que tú, como trabajadora por cuenta propia, emites o recibes a otra autónoma a cambio de unos servicios ofrecidos o solicitados

En ella, siempre dependiendo de condiciones que hemos tratado en otras ocasiones y que veremos más adelante, lo habitual es que tengas que incluir el IVA y el IRPF. Si tú has sido la emisora de la factura, el receptor colectará por ti tu retención del IRPF correspondiente; mientras que tú harás lo propio con el importe del IVA que él o ella ha tenido que soportar, y viceversa. 

¿En qué se diferencia de la factura de una empresa o particular?

Y te preguntarás, claro, en qué se diferencia la factura de autónomo a autónomo, en la que tanto incidimos en este artículo, de el proceso de facturación a empresas o particulares. Pues te lo explicamos:

  • La factura a una empresa, en esencia, no varía en nada respecto a la que le hagas a un autónomo. Digamos que la única diferencia puede radicar en el sistema de contabilidad del autónomo receptor, que variará respecto a la de una sociedad empresarial. Pero eso es otra historia, así que quédate con lo importante: en este caso, el tipo de factura no cambia.
  • Mientras tanto, la factura a un particular, sí que cuenta con una diferencia principal respecto a la de autónomo a autónomo: que nunca incluye retenciones por IRPF. Si le facturas a un particular, el porcentaje de retención correspondiente lo tendrás que incluir en tu declaración trimestral, y no en la factura.

New call-to-action

¿Cómo se hace una factura de autónomo a autónomo?

Pero vayamos, ya, al grano: ¿qué debo incluir en mi factura para otro autónomo? ¿Qué información, retenciones e impuestos debo añadir?

Pues bien, vamos aquí a hacer dos diferenciaciones. La primera, dependerá de en qué grupo de epígrafes del IAE estés dado de alta como autónoma:

    • Aquellas personas dadas de alta como autónomas profesionales (que son los que realizan el trabajo de forma individual, directa y personal; y, por ende, son mayoría) deberán incluir en la factura el porcentaje del IRPF correspondiente —que será del 15% por norma general, salvo en ciertas excepciones— y el IVA, siempre que el cliente no esté exento de su pago —por ejemplo, si eres periodista y escribes para un periódico, este estará exento—.
  • Por su parte, los autónomos empresariales (los que llevan su trabajo en el entorno de una organización) también incluirán en la factura el IVA, dependiendo de si su cliente estará exento o no; pero no tendrán que aplicar la retención del IRPF a sus facturas.


Luego, más allá de esta por grupo de epígrafes del IAE, habrá que hacer una segunda diferenciación entre tres casos principales según la procedencia del autónomo receptor de la factura.

Factura entre autónomos españoles

Si, como autónomo dado de alta en la Seguridad Social española, le facturas a otro autónomo español, la norma general es que (siendo autónomo profesional) tengas que incluir en ella tanto el IVA como el IRPF.

El tipo del IVA general en España es del 21%, pero tal y como hemos visto en el artículo dedicado exclusivamente a este impuesto, hay otros dos tipos: el reducido del 10% —aplicado sobre los productos básicos— y el superreducido del 4% —que se aplica en los productos de primera necesidad—. Además, también hay actividades que están exentas de IVA.

Por otra parte, está la retención del IRPF, que solo incluirán los autónomos profesionales, y que cuenta con un tipo general del 15%. Con excepciones, eso sí, como el tipo reducido del 7% para autónomos recién dados de alta.

Pero vayamos con un ejemplo, que siempre ayuda a entenderlo todo mejor. En este caso, el de Sabela, periodista, traductora y escritora, que tiene que facturar dos trabajos en España: uno, para una web propiedad de un asesor inmobiliario freelance, para la que ha escrito unos textos; el otro, para una revista musical propiedad, también, de una autónoma. ¿Qué tendrá que hacer?

  • Pues, en el caso de la web inmobiliaria, ya que no se aplica ninguna exención o reducción, le enviará una factura con los tipos generales de IVA (21%) e IRPF (15%) (y que sea más cuantiosa posible, por supuesto, que en el real estate hay mucho dinero 💸).
  • Y, en el caso de la factura para la dueña de la revista musical, ya que el trabajo de periodista está exento de IVA, solo incluirá el IRPF del 15% (y la factura será muy poco cuantiosa, claro, puesto que en el periodismo hay mucho, muchísimo menos dinero que en real estate).

Factura entre autónomos en la UE

Pero, ¿y qué pasa si Sabela, a nosa Sabela, tiene que facturar un trabajo de traducción para un autónomo de otro país de la UE que es dueño, digamos, de una web de trading de criptomonedas?

Pues bien, lo primero que tiene que hacer Sabela es rezar a todos los dioses que conozca, porque las webs de criptomonedas se están yendo al tacho, quién lo podría imaginar. Y lo segundo es quedarse con un dato: que las facturas intracomunitarias siempre van sin IRPF.

A partir de ahí, tendrá que comprobar que, tanto ella como ese otro autónomo, están dados de alta en el ROIel Registro de Operadores Intracomunitarios del que también hemos hablando en alguna ocasión— y que cuentan con un número NIF-IVA. Algo que se puede chequear en la web de la Agencia Tributaria.

Y, dependiendo del resultado, se abren dos vías:

  • Si el cliente está dado de alta en el ROI, la factura irá sin IVA ni IRPF.
  • Y si no está dado de alta en el ROI, la factura seguirá yendo sin IRPF, pero sí incluirá el IVA correspondiente.

Factura entre autónomos fuera de la UE

El último caso que tenemos que ver es el de la factura de un autónomo español a uno de fuera de la UE. Un caso al que Sabela tuvo que enfrentarse cuando tradujo al castellano los cursos de un yogui canadiense asentado en las Isla de Goa, en India.

Pues bien, este es el supuesto más complicado. Las facturas para autónomos de fuera de la UE nunca llevan IRPF, pero la aplicación del IVA dependerá de muchos factores: de si se trata de un producto o de un servicio, de la procedencia del cliente, del lugar de consumo del servicio, etc.

Después de informarse mucho y consultar con nuestros expertos en Xolo, Sabela confirmó que no tenía que incluir el IVA en su factura para el yogui canadiense. Yogui que, además, la invitó a un retiro en la Isla de Goa durante dos semanas, así, by the face, por el buen trabajo que había hecho con las traducciones.

Menuda suerte, la tía.

¿Cómo se declaran las facturas de autónomo a autónomo?

Pero, ojo, que a Sabela todavía le quedaba por desvelar el último enigma de esta aventura a lo Dan Brown: el de cómo se declaran las facturas de autónomo a autónomo.

Primero de todo, cabe decir que las obligaciones a la hora de declarar las facturas entre autónomos son varias:

  • En cuanto al IVA, tanto si has sido el autónomo proveedor como el receptor, tendrás que declarar el IVA repercutido y soportado en el modelo 303 (trimestral) y en el 390 (anual).
  • En cuanto al IRPF, tendrás que declarar el de los trabajos que tú has ofrecido mediante el modelo trimestral 130, y el de los servicios que has recibido a través del modelo trimestral 111.
  • Luego, a mayores y de manera trimestral, tendrás que presentar el modelo 349 con todas las operaciones intracomunitarias que hayas realizado.


¿Y qué opción tomó Sabela ante todo ello? Pues, por consejo de su yogui canadiense de confianza, la más sabia: buscó ayuda en Xolo y se dio de alta con nosotros, para que gestionásemos todas sus declaraciones trimestrales.

Conclusión: con Xolo, más fácil

Porque, en definitiva, he ahí nuestro objetivo vital en Xolo, nuestro propósito, nuestro nirvana: hacerle la vida a los autónomos lo más sencilla posible. Y además de tener acceso a un programa de facturación donde puedes pasar todas tus facturas de autónomo a autónomo, con nosotros podrás:

✔️ Calcular tus gastos e ingresos mes a mes en dicho programa
✔️ Darte de alta como autónoma GRATIS en la Seguridad Social y Hacienda
✔️ Y, sobre todo, tener a tu servicio un equipo de gestores que te presentará las declaraciones de impuestos de forma correcta

Sabela no lo dudó. Y ahí está, la tía, toda relajada ahora, disfrutando de la Isla de Goa cada seis meses mientras nosotros llevamos sus declaraciones.

New call-to-action