Saber delegar: la asignatura pendiente del freelance

Laura Méndez
Escrito por Laura Méndez
el 30 de septiembre, 2021

Si una de tus frases más populares como freelance es: ‘es que para que las cosas salgan bien, las tengo que hacer yo’, puede que este artículo esté hecho para ti. Y puede que tu vida profesional no sea la única faceta en la que necesites aprender a delegar (ejem, ejem). 

¿Recuerdas que tus padres te viesen hacer algo y te dijesen ‘deja que ya lo hago yo’? Pues puede que lo hayas heredado, o simplemente que sea un mecanismo que has desarrollado porque te cuesta pedir ayuda o confiar en los demás. Vaya, ¿estamos entrando en un terreno demasiado profundo?

Antes de que nos cojas manía por leerte la cartilla, te contaremos qué beneficios trae el poder delegar tareas en otras personas (y soportar que no lo haga exactamente como tú lo harías):

Razones por las que podría costarte delegar como freelance

Estos son algunos de los motivos más habituales para no delegar como freelance:

  1. La necesidad de control es muy positiva cuando se trata de ser perfeccionista en el trabajo, pero puede resultar un obstáculo si no dejamos de acumular tareas por el hecho de no soportar no supervisar cada paso. Si te aseguras de comunicar con claridad lo que quieres a una persona en la que confías tendrás el resultado esperado. Si no es así, puede que no sea que “tengas que hacerlo todo tú”, puede que sea el momento de revisar cómo estás pidiendo o explicando las cosas.
  2. Reconocer que otra persona sabe desempeñar esa tarea mejor que nosotros. Podría parecer un absurdo, pero es algo muy común, y todo profesional en mayor o menor medida ha pasado alguna vez por ese momento. ¿Cómo ha podido esa persona hacer el mismo trabajo más rápido e igual de bien? Antes de ser freelance seguramente has trabajado como asalariado y puedes haber visto o vivido esa situación en tus carnes. ¿Por qué en lugar de desconfiar del proceso de otra persona no te centras en reconocer su valor? En lugar de considerarte un peor profesional puedes verte como un cazatalentos.
  3. No quieres tener tiempo libre porque eso supondría pensar en otros aspectos de tu vida. Todos hemos pasado por épocas en las que preferimos tener que ordenar por orden alfabético todas las especias de la casa antes que enfrentarnos a una llamada de teléfono desagradable o a completar el modelo 303 (en nuestro caso esto último no porque somos una gestoría, pero se entiende). La cuestión es que si nuestro foco está totalmente en una sola cosa perdemos de vista otros aspectos de nuestra vida que puede que estén necesitando atención, y si se vuelve una constante acaba por resultar preocupante. ¿Disfrutas haciéndolo todo tú o estás escapando de otras responsabilidades que sí dependen exclusivamente de ti?

Xolo_CTA_Filler_Peace_L_3

Cuándo delegar como freelance

Puede que una de las cosas más complicadas sea entender cuándo es una buena ocasión para ceder el control de una tarea a otra persona. Estas preguntas puede que te ayuden a ordenar prioridades en tu cabeza:

  • ¿Eres la única persona capacitada para llevar a cabo esa tarea?
  • Si es así, pero sabes que será algo que se repita en el tiempo, ¿podrías enseñarle a otra persona a realizarla?
  • ¿Es algo que necesita una gran cantidad de dirección o puede que llegues a nuevos resultados (incluso mejores) dejando que otra persona se encargue?
  • ¿El tiempo que le vas a dedicar a eso podría ser utilizado en algo más urgente o importante que sí necesite de tu atención?

Por ejemplo, las responsabilidades fiscales y de contabilidad, ¿entran dentro de tu especialidad o estás asumiendo esas responsabilidades aún sabiendo que te quitan tiempo de otros proyectos más enriquecedores para ti? Como freelance tu tiempo es oro, y eso es es algo que Xolo sabemos muy bien, por eso consideramos tan importante que los freelance puedan delegar esas tareas en nosotros.

Beneficios de saber delegar como freelance

¿Qué pasa cuando disfrutas del dulce placer de dejar que otra persona se encargue de algo?

  1. Tienes más tiempo para ti. Aunque parezca una obviedad es importante recordárnoslo. Delegar es ganar tiempo, tanto para ponerte a sacar adelante ideas que tenías guardadas en un cajón como para simplemente descansar. Imagina cogerte una tarde libre o apuntarte a un curso de cocina.
  2. Mejora tu productividad. Es muy habitual escuchar eso de “yo trabajo mejor bajo presión”, pero la realidad es que todo el mundo trabaja mejor cuando sabe que tiene el tiempo que necesita para hacerlo (por no hablar de tener tiempo de sobra). Delegar te ayuda a tener la mente más despejada y por lo tanto aumenta tu concentración.
  3. Genera relaciones de confianza. Todos sentimos reconocimiento cuando alguien nos elige para llevar a cabo una tarea, por eso cuanto más siente una persona que se le delega a ella mayor es su motivación para realizarla. Y esto nos pasa desde que somos pequeños en el colegio hasta cuando de mayores nos llaman para contarnos un problema porque “sé que tú me vas a entender”.

Xolo_CTA_Filler_Grid_S_7

Delegar es un ejercicio complicado a veces, pero como todo, se entrena. Puedes ponerlo en práctica tanto en casa como fuera de ella y comprobar que lo que más ganarás es tiempo, pero también mucho, mucho aprendizaje. Que trabajes como freelance no significa que vayas a hacerlo solo, significa que tendrás un equipo seleccionado por ti para que todo esté hecho a tu medida.