Los 5 errores más típicos entre los nuevos freelance

Marta Puerto
Escrito por Marta Puerto
el 29 de julio, 2021

Así que has decidido dar el paso y convertirte en tu propio jefe. ¡No podríamos estar más orgullosos de ti! Sabemos que te mueres de ganas por preparar un vídeo en YouTube explicando cómo ganaste un pastizal durante tu primer año como autónomo. Y como queremos que lo consigas, te dejamos una lista de los errores más comunes que cometen los freelance novatos, para ayudarte a que tú no los cometas.

1. Aceptar un trabajo antes de acordar las condiciones

Acabas de conseguir un nuevo cliente, ¡toma ya! Rápido, a ponerse a trabajar antes de que cambie de opinión. 

Primero de todo, calma. Como te diría cualquier autónomo experimentado, empezar un proyecto antes de que todas las partes hayan acordado las condiciones es un desastre asegurado. Si se definen los detalles sobre el alcance del proyecto, las tarifas, las fechas de entrega, las condiciones de pago, etc., es mucho más probable que ambas partes queden satisfechas. Y si las cosas se ponen feas, un buen contrato hará más difícil que el cliente se vaya sin pagar.

2. Hacer facturas de cualquier manera

Vale, quizás no estás haciendo tus facturas con el primer lápiz que te encuentras y luego enviándola por fax al cliente. No nos pasemos, seguro que tus facturas no están nada mal. Pero uno de los errores más típicos de los freelance novatos es el no pensar mucho en su “protocolo” a la hora de emitir facturas”. Un freelance pone todo su empeño en realizar un trabajo de calidad. Pero una vez terminado el proyecto, envía un documento pdf to’ soso donde aparecen el saldo pendiente de pago, los datos bancarios y poco más.  

El arma secreta que tiene un freelance espabilado es una buena factura que al terminar cada proyecto deje a los clientes con buen sabor de boca y así conseguir fidelizarlos. Una facturación rápida, detallada y atractiva, con instrucciones claras sobre cómo debe proceder, puede suponer la diferencia entre tener un cliente que repita y otro que te haga ghosting.

Por suerte, Xolo tiene una herramienta de facturación fácil e intuitiva que te ayudará a crear facturas detalladas y profesionales en un abrir y cerrar de ojos. Elige entre una galería de plantillas atractivas y fáciles de formatear (ya no tendrás que preocuparte por la fuente y la paleta de colores perfectas). Dale a enviar en un solo click ¡y mira cómo entra el dinero! 🤑

Xolo_Blog_CTA_Excel

3. No separar las finanzas profesionales de las personales

Cuando empiezas a trabajar como freelance, tu lista de tareas es kilométrica. Cuando te dedicas a buscar nuevos clientes, a crear tu sitio web y a mantener tus todas habilidades al día, es comprensible que crear una cuenta bancaria sea lo último en lo que se te pase por la cabeza.

Los freelance que están empezando suelen acabar utilizando su cuenta personal para sus ingresos y para pagar todos los gastos relacionados con su negocio. Esto hace que al hacer la declaración trimestral sea una pesadilla aún mayor de lo habitual, porque resulta casi imposible determinar qué gastos son personales y cuáles profesionales. Esto significa que muchos freelance acaban pagando mucho más de lo que habrían pagado si hubieran mantenido sus cuentas personales y profesionales separadas.

4. Creerte que cualquier gestor te sirve

Te has decidido en buscar ayuda externa, ¡grande! Pero uno de los errores que cometen muchos nuevos freelance es suponer que cualquier gestor será apto para hacer el trabajo. Así que, aunque resulte tentador contratar a la hermana del vecino de tu primo, que te han recomendado muy bien (aunque se haya pasado los últimos 20 años llevando la contabilidad de Inditex), te ahorrarás mucho tiempo y dinero si encuentras a alguien que tenga experiencia en el complejo mundo de los freelance.

Con Xolo, tendrás un ejército de expertos en contabilidad y fiscalidad listos para ayudarte en todo lo que necesites, desde el cumplimiento de la normativa hasta asegurarse de que se cobra el IVA correcto por tu nuevo cliente en Chipre. ¡Todos esos trámites tan molestos se ponen en piloto automático para que puedas centrarte en ganar tu dinero!

5. Creerte que puedes hacerlo todo tú solo

Ser tu propio jefe puede ser una de las experiencias más liberadoras, estimulantes, validadoras y satisfactorias que puede tener una persona. Pero también puede ser muy, muy solitario y provocar ansiedad, sobre todo cuando se empieza.

Uno de los errores que vemos que cometen muchos novatos es no ponerse en contacto con otros freelance de su sector. Aunque puede ser fácil caer en la trampa de verlos como competencia, o dudar en entablar relaciones porque puede desencadenar tu “síndrome del impostor”, el tema es que estas personas son la gente con la que deberías querer rodearte. Nadie más podrá entender los altibajos del trabajo autónomo como tus compañeros de profesión. 

Xolo_Blog_CTA_CheaperAgency

¿A qué esperas? Regístrate en Xolo en sólo 10 minutos hoy mismo y dile adiós al agobio de darte de alta como freelance.