¿Qué implica la obligación de declarar el IRPF para los autónomos en 2023?

Xolo
Escrito por Xolo
el 29 de diciembre, 2023

Abróchense bien los cinturones, señoras y señores autónomos, porque el 2023 viene cargado de obligaciones. De más obligaciones. Y sí, lo sabemos: todavía estás digiriendo la primera de las imposiciones del año —las uvas, por supuesto, porque aquí nadie nos engañará con que se jama un racimo por gusto en menos de un minuto—; y todavía no tienes muy claro cómo va a funcionar lo de estar obligado a cotizar por ingresos reales en el curso que entra. Pero eh, espérate, tu agobio no ha llegado a su fin, porque ahora hay otro quehacer que sumar a la lista: la obligación de declarar el IRPF para los autónomos en 2023.

Porque, ojo, sorpresa en Las Gaunas: aunque tú lo hayas hecho en todos y cada uno de los años que llevas dado de alta en el RETA como trabajador por cuenta propia, lo cierto es que la Agencia Tributaria no obligaba a todos los autónomos a declarar el IRPF.

Sin ir más lejos, en este 2022, unos 200.000 autónomos han estado eximidos de cumplimentar su declaración del IRPF. Tal y como veremos a continuación, para formar parte de ese grupo, existían ciertos baremos y condiciones que permitían librarse del proceso. Sin embargo, para esas 200 000 personas y para los que, a partir del 1 de enero de 2023, vayan a cumplir condiciones similares, las cosas han cambiado. A partir del 1 de enero de 2023 —o, lo que es lo mismo, a partir de la declaración de la renta de 2023, a realizar entre abril y junio de 2024—, todo el mundo que se haya dado de alta como autónomo tendrá que pasar por el aro de la Agencia Tributaria española y de la declaración del IRPF.

¿Quién estaba exento de declarar el IRPF para los autónomos hasta 2023?

Primero de todo, hay que dejar una cosa clara, aun a costa de repetirla: el cambio que obligará a todo autónomo a declarar el IRPF se aplicará a partir del 1 de enero de 2023, por lo que no tendrá efecto hasta la declaración que se realizará entre abril y junio de 2024.

Es decir, que en la declaración del IRPF que se realizará entre abril y junio de 2023 —y que corresponde a los ingresos del ejercicio de 2022—, todavía habrá autónomos que estén exentos de realizarla.

Y ahora, claro, te preguntarás: ¿quiénes son todos esos afortunados que están exentos de declarar el IRPF para los autónomos en la declaración de 2022? Pues, en resumen, todos aquellos trabajadores por cuenta propia que cumpliesen con ciertas condiciones respecto a:

  • los rendimientos económicos del trabajo
  • los rendimientos de cualquier otro tipo

En cuanto a los rendimientos del trabajo

Para librarse de realizar la declaración del IRPF entre abril y junio de 2023, los trabajadores por cuenta propia deberán haber tenido en 2022 rendimientos del trabajo menores a:

  • 22.000 euros, cuando dichos ingresos procedan de un solo pagador —o, en caso de que sea de más de un pagador, cuando la suma de los pagos de los secundarios no supere los 1500 euros anuales—.
  • 14.000 euros, cuando procedan de más de un pagador —y no se cumpla con la excepción mencionada en el punto anterior—.

En cuanto a otros rendimientos

Luego, además, también deberán cumplir con ciertas otras cláusulas, tales como:

  • No superar la cantidad de 1600 euros anuales en concepto de rendimientos íntegros del capital mobiliario (dividendos de acciones, intereses bancarios, de depósitos o de valores de renta fija, etc) y ganancias patrimoniales (ganancias extraídas de fondos de inversión o de concursos y/o juegos como la lotería).
  • No superar los 1000 euros anuales en concepto de rentas inmobiliarias imputadas, rendimientos íntegros del capital mobiliario no sujetos a retención y/o ganancias patrimoniales, derivadas o no de ayudas públicas.
  • No superar los 500 euros de pérdidas patrimoniales anuales

¿En qué consiste la obligación de declarar el IRPF para los autónomos a partir de 2023?

Ahora, el cambio que se llevará a cabo con los ingresos generados como autónomo a partir del 1 de enero 2023 será que todo trabajador por cuenta propia tendrá que realizar su declaración del IRPF. Así quedó escrito en el Real Decreto-ley 13/2022, de 26 de julio, que estableció el nuevo sistema de cotización por ingresos reales.

Con dicha modificación, todo autónomo, independientemente de si ha estado dado de alta en el RETA 365 días o tan solo un día, independientemente de si ha generado 100 euros o 100 000 a través de su actividad laboral, tendrá que hacer su declaración del IRPF

O sea que, muy en resumen, ya nadie se va a librar.

¿Cuándo entra en vigor la obligación de declarar el IRPF para los autónomos?

Lo repetimos, para que nadie se confunda y luego nos venga echando la culpa a nosotros, a Xolo, que igual no lo sabes pero somos más buenos que Teresa de Calcuta —o quizás mejores, porque al menos no somos amigos de dictadores—: la obligación para los autónomos de declarar el IRPF independientemente del nivel de sus ingresos entrará en vigor con los rendimientos generados a partir del 1 de enero de 2023.

O, dicho de otra manera, la declaración en la que todo autónomo estará obligado a comparecer no es en la que se va a llevar a cabo entre abril y junio de 2023, correspondiente a los rendimientos del año 2022; sino en la que se celebrará entre abril y junio de 2024, con los ingresos de 2023.

Un ejemplo sobre la obligación de declarar el IRPF para los autónomos en 2023: Maitane, la leñadora

Pero todo es más fácil de entender con un ejemplo, y por ello vamos a intentar explicarte este cambio respecto a la obligación de declarar el IRPF para los autónomos en 2023 con el caso de Maitane: la muy maja chica de Ormaiztegi que, además de ser la mejor aizkolari que se conozca en el mundo, trabaja como autónoma cortando leña.

Y es que fijaos qué cosas, pese a hacer el mismo dinero en 2022 de lo que va a hacer en 2023, Maitane no tendrá que hacer la declaración del IRPF en 2022 y sí la tendrá que hacer en 2023. Os contamos cómo es posible.

Maitane en 2022 no necesita hacer la declaración del IRPF

Más allá de ganar todas las competiciones posibles de aizkolaris en 2022, Maitane tuvo un año muy bueno en su labor profesional: generó 20 000 euros, la mayoría con un solo cliente, ya que entre el resto solo le pagaron 500 euros.

Pese a todo, ya que cumplía con las condiciones que antes comentamos para ello, Maitane estará exenta de realizar la declaración del IRPF que se realizará entre abril y junio de 2023.

Maitane en 2023 sí necesita hacer la declaración del IRPF

Sin embargo, cosas de la vida, aunque Maitane tiene el mismo trabajo apalabrado que el año pasado —20 000 euros, la mayoría con un solo cliente—, y aunque no va a recibir ningún otro ingreso de ningún tipo, aunque quizás se va a dar de baja como autónoma durante los meses duros de la temporada de aizkolaris, Maitane tendrá que completar la declaración del IRPF que se realizará entre abril y junio de 2024 y que corresponderá al trabajo de este año.

¿Por qué? Pues porque así funciona el sistema nuevo, y por poco que sea lo que generes como autónomo a partir de 2023, por pocos días que estés dado de alta en el RETA, estarás obligado a hacer la declaración del IRPF.

Conclusión: libérate de obligaciones con Xolo

Maitane, que además de ser muy buena con la leña es también muy lista, ya encontró una solución para combatir toda esta alza de obligaciones para autónomos: dicha solución es, quién si no, nosotros, Xolo, el escudero por excelencia de una trabajadora por cuenta propia.

Porque a ti, a ella, y a quien lo quiera le ofrecemos:

✔️  Nuestro programa de facturación en propiedad, que será to’ pa’ ti

✔️ El alta de autónomo GRATIS en la Seguridad Social y Hacienda

✔️ Y, sobre todo, a nuestro equipo de gestores y profesionales, que calculará y presentará, sin errores, tus declaraciones de impuestos

Y así, de nuestra mano, podrás dedicarte, sin agobios, a lo que quieras: a cortar troncos como Maitane, o a ver cómo se pone el sol cada día (siempre que no vivas en Ormaiztegi, claro, que allí llueve siempre).

New call-to-action