Guía sobre los gastos no deducibles en el IVA e IRPF de autónomos

Xolo
Escrito por Xolo
el 21 de junio, 2022

Hoy, en Xolo, nos hemos levantado un poco filosóficos, reflexivos, metafísicos. Porque, parad a pensarlo: ¿qué es el mundo si no una eterna oposición entre dos principios supremos, independientes, irreductibles y antagónicos? ¿Qué es el mundo sino la lucha entre el yin y el yang, el cielo y el infierno, el bien y el mal? ¿Qué es el mundo sino el enfrentamiento entre los gastos deducibles y no deducibles?

Porque, a ver, que nos cruzamos con Fray Luis de León y volvemos al mundanal ruido. ¿Qué oposición hay más clara en la vida de un autónomo que la que se produce entre los gastos no deducibles y los que sí se pueden deducir? Estos últimos nos suponen todo lo bueno que buscamos: el ahorro, la paz, la tranquilidad. Los primeros, pues eso, todo lo contrario: apoquinar sin ver nada a cambio 😕.

Tipos de gastos no deducibles hay muchos y quizás no te los podemos explicar todos uno por uno. Eso sería una obra magna e infinita. Pero lo que sí podemos intentar explicarte es su naturaleza, sus tipos más habituales. Porque, y aquí ya acabamos con la filosofía, ya lo dijo Sun Tzu: “Si conoces al enemigo y te conoces a ti mismo, no temas el resultado de cien batallas”.

Gastos no deducibles: la definición

Comencemos por el principio, por definir qué significan los costos y gastos no deducibles para los autónomos. En pocas palabras, se podría decir que estos son todos aquellos gastos que no están vinculados a la actividad económica que realizamos por cuenta propia.

Pongamos un ejemplo de gasto no deducible para autónomos y otro que sí lo es. Algo muy claro, muy evidente:

  • Un gasto deducible para una fontanera que trabaje como autónoma, por ejemplo, es cualquier tipo de herramienta necesaria en su actividad: tubos, llaves inglesas, etc.

Un gasto no deducible para esa misma fontanera sería la suscripción a DAZN para ver los partidos del Real Madrid en la Euroliga 🏀

Gastos no deducibles en el IRPF del autónomo

Vayamos ahora a lo concreto: a los gastos no deducibles en la declaración de la renta que más dudas suelen generar entre los autónomos.

🏠 ¿Se pueden deducir los gastos de la vivienda al trabajar desde casa?

Hasta hace no mucho, el trabajo remoto desde casa era cosa de unos pocos, algo extraño. Un porcentaje minúsculo al que tampoco se le prestaba demasiada atención al legislar. Sin embargo, la pandemia y la aceleración en los cambios que se producen en el mundo laboral acabaron por convertir el trabajo remoto en realidad, por mucho que les pese a algunos

Así, surgió una pregunta: ¿se pueden deducir los gastos de la vivienda si se trabaja desde casa? 🏡 La respuesta es que sí, pero solo parcialmente: la actual ley de autónomos permite deducirse un 30% de las facturas sobre el total del espacio que se destina a la actividad.

📱 Teléfono móvil

En lo tocante a desgravar el importe de los teléfonos móviles, la ley es más clara: solo se podrá hacer si se tiene dos líneas diferenciadas, una para el uso personal, otra para el profesional.

🚙 Vehículo particular y gastos asociados

Con la problemática de si los gastos del vehículo particular son deducibles, ocurre algo similar a lo que sucede con los teléfonos móviles: solo será posible declararlos como gastos deducibles si el uso del vehículo es exclusivamente laboral.

Es decir, que, en líneas generales, salvo que los vehículos sean furgonetas de reparto, autobuses, taxis u otros automóviles que tengan un claro e inequívoco uso laboral, los vehículos y los gastos relacionados no podrán ser deducidos.

💲Gastos con entidades o personas residentes en paraísos fiscales

Nos imaginamos que este no será el caso de la mayoría de los que estáis leyendo este artículo —salvo que seáis ciclistas profesionales, youtubers, o corruptos, así en general—, pero lo contamos, por si acaso: todo gasto realizado en negocios radicados en paraísos fiscales no se va a poder deducir.

Como dijo aquel fenómeno de la economía: “Es el mercado, amigo”.

🎁 Donativos y regalos

No, los donativos y los regalos, sean del tipo que sean, por mucho que te ayuden de cara a conseguir un mejor contrato, no pueden ser considerados como gastos deducibles. Es difícil que a alguien se le ocurra tal cosa, pero lo cierto es que nunca se sabe, porque la imaginación y la picaresca, en el país que la inventó, no tiene límites. 

🎫 Sanciones y multas

Estamos en lo mismo: ¿a qué mente triquiñuelenta y capciosa se le podría ocurrir declarar como gastos de la actividad las sanciones y las multas, por mucho que estén relacionadas con la actividad? Obviamente, no: ambas son gastos no deducibles a efectos de la renta.

Gastos no deducibles en el IVA para autónomos

En líneas generales, lo cierto es que no hay diferencia entre los gastos no deducibles en el IVA del autónomo y en su declaración del IRPF. Lo que se aplica a los casos comentados anteriormente para la declaración de la renta se puede trasladar, punto por punto, a la del IVA.

Conclusión sobre los gastos no deducibles

Aquí llegamos al final de esta apasionante digresión filosófica transformada en artículo sobre legislación impositiva en España. Un viaje apasionante y del que, como toda travesía, hay que extraer un aprendizaje.

¿Cuál es la nuestra? Que, además de prestarle tanta atención a los gastos deducibles, también debemos tener bajo control los gastos personales no deducibles para autónomos. Porque, ya sabes, no hay yin sin yang, cielo sin infierno, bien sin mal. Y deducciones sin no-deducciones ☯️

New call-to-action