La guía definitiva para evitar las multas de Hacienda como autónomo

Xolo
Escrito por Xolo
el 21 de junio, 2022

Ay, las multas, qué fastidiadas son las multas. Ahí están cuando llegas tarde al cumpleaños de tu sobrino y pisas el acelerador un poco más de lo debido frente a aquel radar. Cuando no sabes interpretar el horario de la maldita zona azul. O cuando se te da por perder la cabeza en Marbella. Las multas nos ponen siempre ante la misma pregunta: ¿por qué habré hecho esto yo? Una frase que, también, revolotea en la cabeza de los trabajadores por cuenta propia cada vez que aparece nuestro mayor enemigo: las multas de Hacienda al autónomo.

Porque las multas de Hacienda al autónomo son una especie de recordatorio, trimestral o anual, de todo lo que hemos hecho mal en términos de contabilidad, pago de impuestos y declaraciones. Si eres freelance, tu relación con los números o los procesos burocráticos no es especialmente buena y llevas por ti mismo tu contabilidad, probablemente ya sepas de qué te estamos hablando.

Multas y sanciones de Hacienda a los autónomos y otros enemigos

Si queremos explicar exactamente qué son las multas de Hacienda a los autónomos, lo primero que se nos ocurre es recurrir a la Real Academia Española, esa versión patria de Los caballeros de la mesa cuadrada con Vargas Llosa haciendo de Lancelot.  

Por su definición en la RAE, las multas son las “sanciones administrativas o penales que consisten en la obligación de pagar una cantidad determinada de dinero”. Así pues, en el caso que nos ocupa, solo habría que sumarle el componente de Hacienda a la frase en cuestión, y voilá.

Sin embargo, parafraseando al gran Leonard Cohen, ocurre muchas veces que la mejor forma de saber de qué lado se está es viendo quién está en el contrario. Así pues, para saber exactamente quién es Hacienda y qué son sus multas, vamos a repasar su lista de enemigos:

Motivos por los que Hacienda multa a los autónomos

Por qué nosotros, los autónomos del escalón de abajo, los pringados —los que no cantamos el waka-waka, ni somos premios Nóbel, ni cazamos elefantes— acompañamos a personajes de tal postín en el punto de mira de la Agencia Tributaria y sus sanciones es un misterio. Desde nuestro punto de vista en Xolo creemos, claro, que mucho tiene que ver con fallos provocados por no poner los trámites tributarios en manos de expertos.

A continuación, te mostramos algunos de esos errores más comunes a la hora de provocar multas de Hacienda a los autónomos.

Defraudar dinero a Hacienda en la declaración del IVA o IRPF

Ok, quizás defraudar dinero no sea un error, o no como el resto que vamos a comentar. Más que un fallo involuntario, esto es deliberado. Este punto va un poco más en la línea de lo que hacen el premio Nóbel, el cazador de elefantes y la nativa de Barranquilla, pero debemos comentarlo igualmente. Y es que engañar a Hacienda con las declaraciones del IVA o el IRPF puede suponer un palo gordo, muy gordo.

Dependiendo de si son consideradas leves, graves, o muy graves, las multas de Hacienda por fraude fiscal pueden oscilar entre un 50% y un 150% en el valor de lo defraudado. O sea, que no es para andar jugándosela.

Critpomonedas

Un tema muy en boga en estos tiempos, sobre todo tras sus caídas generalizadas de este 2022, son las criptomonedas, y estas también se encuentran entre los motivos por los que Hacienda puede multar a un autónomo.

¿Por qué? Pues porque el beneficio que tú consigues al vender, pongamos por ejemplo, 100 ethereums debe ser declarado en la declaración del IRPF. Sí, lo sabemos: las criptomonedas como el Bitcoin o el ETH aspiran a ser un sistema descentralizado, apartado de los sistemas de control del dinero y demás. Pero, ay, amigo, eso a la Agencia Tributaria le da exactamente igual. Si ganas dinero con ellas, lo deberás declarar.

Error en la creación y el desglose de las facturas

Entramos ya en el terreno de los errores, los de verdad, los que se cometen sin querer pero por los que Hacienda nos puede multar. Entre los más comunes podemos encontrar algunos de los siguientes:

  • Fallos a la hora de numerar las facturas.
  • Aplicar el tipo de IVA equivocado o calcularlo de manera errónea.
  • No calcular bien las retenciones para el IRPF en una factura.
  • O los errores en los datos del cliente.

Algunos de ellos, como estos últimos, se pueden solucionar de forma sencilla con facturas rectificativas. Sin embargo, con otros te podrás exponer a una sanción por parte de Hacienda de hasta el 1% del importe total de la factura.

Multas por presentar las declaraciones fuera de plazo

Si tu declaración te sale a pagar y no lo haces en el tiempo debido, Hacienda entenderá que estás tratando de escaquearte, o de al menos retrasar un poco el pago. ¿Y qué va a hacer la Agencia Tributaria? Efectivamente, has acertado: como te retrases más de lo debido, te multará. Eso sí, dependiendo de cuán extendido sea el retraso, el castigo variará.

Si llegas tarde al pago de los IVAs trimestrales o del IRPF, Hacienda solo aplicará un recargo sin sanción. Dichos recargos se calcularán en base al tiempo de demora desde la última fecha de entrega:

  • Si han pasado menos de tres meses, se aplicará un recargo del 5% sobre el importe a pagar.
  • Si han pasado de tres a seis meses, el recargo será del 10%.
  • Si han discurrido entre seis y doce meses, el recargo ascenderá al 15%.
  • Y, a partir del año, este subirá al 20% y un 3,75% de intereses.

Sin embargo, si llegas al punto de que el fisco se ve en la obligación de enviarte un requerimiento, ahí sí que tendrás que afrontar una sanción.

Solicitar incentivos fiscales que no corresponden

Otro error que no es tan error, como los comentados en el primer punto, y que puede desembocar en una multa de Hacienda al autónomo es la solicitud de incentivos fiscales a sabiendas de que no proceden. El caso más habitual es el de intentar colar como gastos deducibles de la actividad aquellos que no lo son. Por ejemplo, aquella comida que te pegaste en Arzak cuando fuiste de vacaciones a Euskadi.

La sanción, que será considerada como grave o muy grave si el fisco entiende que se dan ciertos condicionantes, puede desembocar en una multa del 15% de la cantidad indebidamente solicitada.

Multas por entorpecer la actuación de Hacienda

¿Sabes cuando en las noticias hablan de penas o multas por entorpecer la labor policial? Pues bien, otro motivo por el que Hacienda puede multar a los autónomos viene a ser algo muy similar: entorpecer la actuación de Hacienda

Recurrir las multas y sanciones de Hacienda a los autónomos

Con este tema de las multas de Hacienda al autónomo, que hasta ahora hemos tratado bajo el prisma de los errores (o, entre comillas, errores) del trabajador por cuenta propia, también existe otra posibilidad: que la Agencia Tributaria se equivoque. Es decir, que emita sanciones a un autónomo que no están debidamente justificadas. 

Por ello, ante toda multa o sanción de Hacienda a un autónomo, este siempre cuenta con la opción de recurrir o no. Ante esta disyuntiva hay que tener en cuenta:

  • Que si aceptas que Hacienda tiene razón y accedes a pagar lo propuesto por ellos, asumiendo que tu presentación no era correcta, podrás obtener descuentos en la sanción del 30% (por reconocer el error) y del 25% (por pagarla en tiempo).
  • Sin embargo, si la recurres porque estás convencido de tener razón, no podrás acceder a dichos descuentos. Pero, eso sí, podrás hacer que Hacienda acabe reconociendo su error.

Cómo reducir las sanciones de Hacienda siendo autónomo

Bajo nuestro punto de vista, como expertos en la materia que somos en Xolo, la mejor solución para evitar que Hacienda te sancione como autónomo es poner todos tus trámites con la Agencia Tributaria en manos de un experto

¿Te va a costar cierto dinero anual? Sí, sin duda. ¿Va a ser menos a largo plazo del que tendrás que pagar por subsanar tus errores? Pues es muy probable, la verdad 😉

New call-to-action