8 Consejos básicos para convertirte en un nómada digital

Xolo
Escrito por Xolo
el junio 16, 2021

La revolución del teletrabajo ha sacudido los cimientos de las estructuras laborales tradicionales. En muchos sectores, ya no es necesario desplazarse a una oficina ni seguir un horario fijo. Ser un nómada digital es más que una moda: es un modo de vida que cada vez atrae a más y más trabajadores.

Seguro que más de una vez has pensado en trabajar a tu aire, sin estar atado/a a un horario o a un único espacio. Si estás pensando en dar el paso, ¡enhorabuena! Se avecina un viaje increíble en el que podrás explorar el mundo mientras trabajas a tu ritmo. Pero antes de comenzar, es importante que tengas en cuenta algunos puntos básicos para arrancar con buen pie. Te los contamos a continuación.

1. Crea una rutina que encaje contigo

Dar el salto de la clásica jornada de 40 horas a un ritmo más flexible puede ser intimidante. Por ello, es aconsejable marcarte unos mínimos para que tu día a día no se convierta en un caos.

Algunas personas prefieren trabajar desde primera hora de la mañana durante ocho horas seguidas, mientras que otras se organizan en función de la carga de trabajo que tengan. Cuando sepas qué encaja más contigo, crea un hábito que te permita evitar la procrastinación y que te ayude a concentrarte durante las horas de trabajo.

2. Mueve tu cuerpo

Tener buenos hábitos también implica cuidar de uno mismo o misma. Cuando necesites un poco de inspiración, el ejercicio físico te ayudará a desbloquear. No es necesario que te conviertas en un atleta: simplemente sal a correr o a caminar. Y no olvides beber suficiente agua, cuidar la postura frente al ordenador y hacer estiramientos periódicos a lo largo de tu jornada.

3. Relaciónate con otros freelancers

Cuando trabajas a tu aire, es tentador recluirte en tu burbuja y no saber nada de nadie. Pero hasta las mentes más libres necesitan compartir experiencias con los demás. Cuando llegues a un nuevo destino, contacta con otros nómadas digitales a través de grupos de Facebook o foros. Además de pasar un buen rato juntos, seguro que surgen oportunidades de negocio y networking más que interesantes.

4. Donde fueres, haz lo que vieres

Ya lo dice el refrán. Cada vez que viajes a un nuevo país o ciudad, investiga los usos y costumbres del lugar para facilitar la transición cultural y sacar el máximo partido a tu estancia. Recuerda echar un ojo a los periódicos o leer un poco sobre el clima político y social del país para iniciar nuevas relaciones con más facilidad. Prepárate también para hacer pedagogía de la figura del nómada digital, pues no está extendida del mismo modo en todos sitios.

5. Invierte en una buena conexión

Mantenerte conectado o conectada es primordial si trabajas como freelance por todo el mundo. Encontrarás señal de wifi en cafeterías, estaciones de tren, aeropuertos, hoteles y sitios de co-working. Pero no te la juegues: si tu presupuesto te lo permite, destina una parte a un buen plan de datos mensual o a una tarjeta SIM de una operadora local. Servicios como Skype o Zoom te resultarán muy útiles para hacer llamadas o celebrar reuniones de trabajo remotas a un coste muy reducido.

6. Dos palabras: adaptador universal

Si quieres evitarte la pesadilla de quedarte sin batería en un momento crítico, no olvides llevar siempre encima un adaptador universal. Este adaptador te permitirá enchufar tu portátil o móvil a la corriente. Encontrarás este tipo de adaptadores en la mayoría de aeropuertos y tiendas de electrónica. Si puedes permitírtelo, lleva contigo una batería externa porque también te ahorrará muchos dolores de cabeza.

7. Aprende a desconectar

Muchos se imaginan al nómada digital como a una persona que trabaja en pijama, tirada en un parque o relajada en la playa con el ordenador. Lo cierto es que más bien corremos el riesgo contrario. La mayoría tenemos problemas para desconectar del trabajo, lo que a la larga puede ser fuente de estrés y ansiedad. Por eso, es fundamental que delimites tus momentos de descanso. No es necesario tener un horario rígido, pero sí tener claro si es momento de responder a ese mensaje o si toca desconectar hasta el día siguiente.

8. No tengas miedo a delegar

¡Nadie nace sabiendo! Ni siquiera el profesional más actualizado puede ser un experto en todos los ámbitos. Intentar abarcar más trabajo del que podemos asumir es, además, contraproducente a largo plazo. Por ello, es importante que aprendas a delegar cuando no tengas los conocimientos o el tiempo suficiente para afrontar una tarea.

Si te preocupa no poder cumplir con tus obligaciones tributarias cada vez que cambias de país, Xolo Go es la solución perfecta. Nosotros nos encargamos de hacerte todo el papeleo necesario para que puedas trabajar como autónomo o autónoma desde donde quieras. Podrás facturar tus servicios en la Unión Europea, Estados Unidos y Canadá a través de un número de cuenta bancaria de empresa (IBAN) que te proporcionaremos. Gestionaremos tu alta como autónomo/a y todos los trámites con hacienda mientras tú te beneficias de nuestra estructura legal.

¡Más fácil, imposible! Envía tu primera factura en 10 minutos e invierte tu tiempo en tus clientes… o en elegir tu próximo destino.

Freelance

¡Compártelo!