Todos los autónomos tienen trabajadores a su cargo

Xolo
Escrito por Xolo
el junio 16, 2021

En España los autónomos pueden contratar. Es un derecho fundamental que resulta indispensable para sacar adelante determinados modelos de negocio. Los equipos pueden configurarse con libertad, eso sí, cumpliendo la normativa vigente. 

NO TODOS LOS AUTÓNOMOS DISPONEN DE TRABAJADORES A SU CARGO. Por ejemplo, los periodistas freelance operan en remoto y no suelen subcontratar los servicios de otros redactores. La necesidad suele surgir por un crecimiento inesperado o por proyectos concretos que requieren de mayor respaldo. 

Entonces, ¿qué autónomos tienen trabajadores a su cargo y cómo los configuran?

¡Empezamos! 

El concepto de empresario

Un empresario es un sujeto que emprende un proyecto con el objeto de obtener beneficios económicos. Es decir, se trata de un actor que concibe una idea y asume un riesgo de cara a posibles pérdidas, configurándose muchas veces como sociedad. Por ejemplo, un empresario es el carnicero del barrio, que alquila un local y pone en riesgo su propio capital. 

El concepto de autónomo 

El autónomo es un sujeto independiente, que no tiene un superior directo y puede organizar su tiempo como mejor le convenga. Este término da sentido al trabajador por cuenta propia, que se enmarca en un régimen exclusivo de cotización. El autónomo está atravesado por el concepto de habitualidad; es decir, ejecuta de manera REGULAR una actividad lucrativa, que pretende ser rentable en el largo plazo. 

¿A quién se considera autónomo?  

  • Trabajadores mayores de edad que de forma regular, personal y directa desempeñan actividades económicas con fines de lucro. 
  • Trabajadores extranjeros que operan legalmente en nuestro país. 
  • Trabajadores agrícolas y titulares de explotaciones agrarias.
  • Profesionales que laboran por cuenta propia y se encuentran inscritos en un colegio profesional, el cual se encuentra vinculado al régimen especial de Trabajadores Autónomos.
  • Socios industriales y comanditarios. 
  • Comuneros de bienes y sociedades civiles irregulares.
  • Aquellos que ostentan cargos de dirección y gerencia y que, por lo tanto, desempeñan el rol de administradores.

Posibilidad de contratar a otros autónomos

Esta opción es perfectamente viable, ya que de autónomo o autónomo existe un tipo de relación contractual. Se trata de un vínculo de naturaleza mercantil, basado estrictamente en la prestación de servicios (ya sean puntuales o habituales). 

Por lo tanto, el autónomo nunca actúa como un empleado de otro autónomo. No se establece una jerarquía vertical jefe-trabajador, sino más de bien una estructura horizontal de socios colaboradores. Esto determina que no se puedan imponer horarios ni rutinas. El vinculo estrictamente laboral no tiene vigencia, porque cada uno asume lo que toca respecto a las contribuciones pertinentes. 

Por ejemplo, un fotoperiodista puede ofrecer sus servicios a distintas agencias o medios de comunicación. Las negociaciones son horizontales y múltiples, y no se produce una relación de dependencia respecto a una única entidad. Dicho de otra forma, el fotoperiodista trabaja para quién quiere y no obtiene sus beneficios de un cliente único. 

Posibilidad de tener empleados

También es legal contratar por cuenta ajena. Dicho de otro modo, las relaciones laborales pueden darse con total naturalidad. Este hecho conlleva una serie de responsabilidades, como registrar al trabajador en la seguridad social y estar al tanto de las cuotas a abonar. 

Es obligatorio darse de alta como empresario, una acción enteramente compatible con ser autónomo y no estar configurado como sociedad. 

Un apunte específico: el contrato habrás de registrarlo en el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). Es posible remitirlo de forma electrónica.

Por ejemplo, cualquier agencia o consultora con un equipo reducido. Si bien el fundador puede ser autónomo, sus empleados dependen directamente del mismo, cumpliendo con sus horarios y percibiendo un sueldo fijo. Están correctamente posicionados dentro de un organigrama y la relación es de dependencia directa. 

Posibilidad de contratar a comisión

Cuando se requieren acciones de tipo comercial, es habitual encontrar una remuneración por objetivos. Son trabajadores con unos mínimos exigibles, que pueden incrementar sus beneficios en función de las ventas obtenidas. Aquí también se puede emplear el contrato por cuenta ajena, que opera en los siguientes términos: 

  • Se han de cumplir las obligaciones especificadas en el punto anterior, a través de un contrato con todas las garantías. 
  • Al establecerse un horario, con independencia de las comisiones, el salario base ha de ser (como punto de partida) el salario mínimo interprofesional fijado por ley. Aparte vendrán los complementos pactados. 
  • El contrato ha de explicar con claridad las condiciones relativas al cobro de comisiones, para que no de lugar a error. 

Por ejemplo, si hablamos de una tienda o comercio local, el dueño estará obligado a proporcionar un contrato laboral a sus comerciales. De no hacerlo estaría incurriendo en falsos autónomos, lo cual es una irregularidad que ha de denunciarse lo antes posible. 

Posibilidad de contratar a familiares

Muchos proyectos se basan en colaboraciones familiares, respaldados por la confianza que da trabajar junto a hermanos, primos o padres. Esta opción es atractiva desde un prisma personal, pero como el resto de posibilidades, implica cumplir con unas normativas concretas. 

Los familiares directos, de hasta segundo grado, constituyen la figura del autónomo de segundo grado. ¿Qué imposiciones implica esta modalidad? 

  • Solo puede ser familiares directos por consanguineidad, afinidad o adopción de hasta segundo grado.
  • No puede ser una colaboración puntual, sino habitual y en el mismo entorno laboral. 
  • No estar dados de alta como trabajadores por cuenta ajena.
  • Tener al menos 16 años.

En este terreno han de considerarse una serie de bonificaciones, que existen para ayudar al desarrollo tanto de empleados como de empleadores. Más concretamente, se libera al familiar contratado de sus contribuciones trimestrales, pudiendo no declarar ni IVA ni IRPF, que pasan a ser competencia del autónomo empresario.  

Por ejemplo, una panadería familiar de barrio podría configurare con esta estructura. La madre sería la dueña fundadora y sus hijos los autónomos colaboradores.  

¿Qué pasa con la tarifa plana? 

Como bien sabes, esta bonificación busca potenciar el crecimiento de los autónomos de nueva adquisición. Se materializa a través de una cuota de 60 euros en concepto de aportación a la seguridad social. 

Actualmente, se puede contratar y disfrutar, al mismo tiempo, de estas reducciones en las tarifas. Concretamente durante 18 meses sin importar los movimientos que se lleven a cabo (según la última reforma de agosto de 2015).

Seguridad laboral con trabajadores a cargo 

Todo aquel que contrate a un trabajador esta obligado a asegurar unas mínimas condiciones de seguridad en el entorno laboral. ¿Qué exigencias se imponen?

Contar con un plan de prevención de riesgos laborales

En este caso conviene contratar los servicios de una empresa especializada en la materia, que desarrolle un plan ad-hoc verdaderamente funcional. Se evaluará previamente el centro de trabajo y los recursos disponibles para el desempeño diario. 

Evaluación de los riesgos existentes 

Los técnicos de prevención contratados se pondrán en marcha para establecer las soluciones pertinentes. En primera instancia se concretarán las carencias y aspectos a mejorar en lo que a prevención se refiere. No cabe error posible: todo ha de estar orientado al confort del trabajador. 

Garantizar la adecuada formación e información

El autónomo que contrata también tiene el deber y la responsabilidad de informar y educar a la plantilla en lo referido a su propia seguridad. En este ámbito la comunicación interna ostenta un rol fundamental, y ha de ser fluida y transparente para que todo el mundo sepa lo que tiene que hacer. Como ya hemos dicho, no pueden consentirse errores cuando hablamos en estos términos. 

autónomo

¡Compártelo!