​​Cómo ser freelance en España en 2022

Laura Méndez
Escrito por Laura Méndez
el 12 de julio, 2022

Así que estás pensando en dar el paso y empezar a trabajar como freelance. ¡No podríamos estar más orgullosos de ti! Sabemos que estás deseando preparar un vídeo en YouTube explicando cómo ganaste un pastizal durante tu primer año como freelance, pero puede que necesites alguna información extra antes de llegar a ese punto.

Cuando piensas en ser freelance hay una pregunta que cualquier trabajador por cuenta propia se hace:

¿Qué significa ser freelance en España?

¿Es verdad que el papeleo es un infierno? ¿Se trata de que te lleves el ordenador a cada cafetería y a cada viaje? ¿Cuánto cuesta? ¿Por qué tienen tan mala fama eso de trabajar por cuenta propia en España pero cada vez hay más gente que lo hace?

A estas preguntas, y a muchas más, daremos respuesta en este artículo.

  1. ¿Qué es un freelance?
  2. ¿Cuál es la diferencia entre freelance y autónomo?
  3. Requisitos para hacerse freelance
  4. ¿Es legal ser freelance mientras estás contratado en una empresa?
  5. Pasos para empezar a trabajar como freelance en España
    1. Estar dado de alta como freelance para facturar
    2. Conseguir tus primeros clientes clientes como freelance
    3. Crear tu marca personal como freelance
    4. Establecer tus tarifas como freelance
  6. Los 5 errores más típicos cuando te haces freelance

1. ¿Qué es un freelance?

Aunque el término sea cada vez más común, vamos a empezar por la definición más técnica sobre ser freelance:¿Cuál es la diferencia entre freelance y autónomo?

Un freelance es aquel trabajador que realiza de forma habitual, personal y directa una actividad con ánimo de lucro sin tener que estar sujeto a un contrato de trabajo. 

Se trata de una entidad independiente, que recibe una contraprestación por servicios concretos. Esta no es un salario fijo mensual, que es una de las diferencias entre un freelance (trabajador por cuenta propia) y un asalariado (trabajador por cuenta ajena).

Los freelance son, en esencia, sus propios jefes y sus propios empleados. Aunque pueda idealizarse la forma de vivir y trabajar de un freelance, lo cierto es que la organización, tiempos, logística y ventas depende también de ellos. Eso incluye también dos de los grandes dolores de cabeza de ser freelance: la facturación y el conseguir clientes de forma continua.

Sin embargo, existe una figura llamada trabajador autónomo dependiente, que conlleva una serie de condicionantes y particularidades, y que no debe confundirse con el autónomo general que estamos analizando. 

2. ¿Cuál es la diferencia entre freelance y autónomo?

La respuesta rápida sería: ninguna. Ser freelance y ser autónomo significa trabajar por cuenta propia, de manera independiente.

Si profundizamos más en cómo socialmente utilizamos estos términos, podríamos decir que ‘ser freelance’ lo aplicamos a profesiones más recientes o tecnológicas, que ofrecen por lo general mucha libertad de desplazamiento y horario. Cuando nos referimos a los autónomos solemos tener en mente trabajos más manuales (carpintero) o con una mayor vinculación a una empresa (dueña de un bar).

3. Requisitos para ser freelance

Para ser freelance en España necesitas pasar por ciertos procesos burocráticos que te lleven a registrarte oficialmente como trabajador por cuenta propia.

Estos son los pasos que tendrás que seguir para hacerte freelance, pero también puedes contar con una gestoria como Xolo para que una vez que reciba tu documentación puedas estar dado de alta en 24 horas. El proceso es el siguiente:

  1. Obtención del certificado digital. Esta herramienta permite realizar trámites de manera mucho más dinámica, a través de las plataformas habilitadas.
  2. Alta censal en la agencia tributaria. Este paso es indispensable, a fin de cumplir las obligaciones tributarias. 
  3. Alta en la seguridad social. Otro paso capital, que supone inscribirse en el régimen especial para trabajadores por cuenta propia, garantizándose las aportaciones al erario público. 
  4. Inscribirse en el sistema. De esta manera se produce el alta definitiva en el sistema de notificaciones electrónicas. 

Si cuando escuchas las palabras: burocracia, trámites y plazos, sientes escalofríos, hay solución.

Xolo_Blog_CTA_Paperwork

4. ¿Es legal ser freelance mientras estás contratado en una empresa?

En España ser freelance puede parecer un deporte de riesgo, pero puedes combinarlo con el mundo del asalariado siempre que tu jornada sea a tiempo completo o a tiempo parcial superior al 50%. A este escenario se le denomina pluriactividad.

La Seguridad Social entendería que para poder desarrollar tus actividades necesitas estar dado de alta en dos Regímenes distintos, serías freelance y trabajador por cuenta ajena (que no es lo mismo que pluriempleo).

5. Pasos para empezar a trabajar como freelance en España

1. Estar dado de alta como freelance para facturar

*Música triste sonando* No, aunque tu cuñado Luis te diga que si son menos de X euros podrías hacerlo, la verdad es que siguiendo la ley siempre deberías darte de alta para poder hacer una factura como freelance. Otra cosa es que quieras retrasar el momento de darte de alta hasta emitir la factura, por ejemplo, porque quieres aprovechar al máximo tus dos años de tarifa plana, pero eso son trucos de gestoría especializada en freelance que siempre podremos ofrecerte en Xolo.

2. Conseguir tus primeros clientes como freelance

Una vez que todo tu papeleo está en orden y ya eres oficialmente un freelance en España llega el primero de los desafíos: ¿cómo consigo clientes como freelance?
En muchos casos el que te lleguen trabajos de freelance sucede a través de la mejor estrategia de marketing jamás inventada: la recomendación de los amigos. Pero, existen otras herramientas que puedes utilizar para conseguir tus primeras facturas:

  1. Inscríbete en plataformas online de trabajo para freelance

    Dependiendo de tu habilidad con los idiomas podrás ampliar las plataformas en las que crear tu perfil de freelance y ofrecer tus servicios a clientes.
    Aquí te dejamos una lista de las mejores plataformas para encontrar trabajos freelance en español.
  2. Cuida tus redes sociales como freelance

    No se trata de tener muchos perfiles que te de pereza actualizar, si no de escoger aquel que te resulte más práctico e incluso poder combinarlo con el tuyo personal. Si trabajas como diseñadora gráfica, ¿por qué no vas a enseñar la postal de felicitación que le has hecho a tu sobrino que es trending topic en el grupo de familia? A veces se trata más de enseñar los trabajos que más ilusión nos hacen y no los que creemos que nuestros potenciales clientes querrían ver.

  3. Optimiza tu estrategia SEO

    Si has invertido tiempo y esfuerzos en tener una página web, es el momento de que tengas claro que el contenido es tu amigo.

    Esos potenciales clientes que están Google buscando información sobre el tipo de servicio que tú ofreces pueden acabar leyendo un artículo en el blog de tu web y más tarde contactándote. Piensa como lo haría uno de ellos y genera el contenido más adecuado para resolver sus dudas.

3. Crear tu marca personal como freelance

Aunque veas eso de crear tu marca personal como freelance por todas partes, con consejos y trucos para que lo tengas en cinco pasos, recuerda que es todo un proceso.
Tu marca personal debe crecer de la mano contigo, seguramente no eras el mismo profesional hace cinco años que ahora, ni te interesen las mismas cosas ni quieras especializarte en el mismo ámbito. Así que, aunque la esencia se mantenga, está bien que puedas ser flexible a la hora de ir evolucionando tu marca personal y adaptándola a quién eres a día de hoy.

4. Establecer tus tarifas como freelance

Uno de los pasos más difíciles es saber cuánto vale tu trabajo. Llegarán los ‘favores’ y los ‘es una cosa que no te va a llevar nada hacer’, pero tú tienes que tener claro que tu trabajo como freelance sí tiene un precio. Quizás hay cosas que efectivamente sabes hacer rapidísimo, pero eso será fruto de tu formación y habilidades, y tienes que darle el valor que corresponde.

Hay freelance que prefieren cobrar por hora y otros en función de la duración del proyecto, aquí te dejamos una lista de las tarifas de un freelance según su sector.

6. Los 5 errores más típicos cuando te haces freelance

Aquí va una lista de los errores más comunes que cometen los freelance novatos, para ayudarte a que tú puedas esquivarlos y llegar a ser un freelance cinturón negro:

1. Aceptar un trabajo antes de acordar las condiciones

Acabas de conseguir un nuevo cliente, ¡toma ya! Rápido, a ponerse a trabajar antes de que cambie de opinión. 

Primero de todo, calma. Como te diría cualquier freelance experimentado, empezar un proyecto antes de que todas las partes hayan acordado las condiciones es un desastre asegurado. Si se definen los detalles sobre el alcance del proyecto, las tarifas, las fechas de entrega, las condiciones de pago, etc., es mucho más probable que ambas partes queden satisfechas. Y si las cosas se ponen feas, un buen contrato hará más difícil que el cliente se vaya sin pagar.

2. Hacer facturas de cualquier manera

Vale, quizás no estás haciendo tus facturas con el primer lápiz que te encuentras y luego enviándola por fax al cliente. No nos pasemos, seguro que tus facturas no están nada mal. Pero uno de los errores más típicos de los freelance novatos es el no pensar mucho en su “protocolo” a la hora de emitir facturas”. Un freelance pone todo su empeño en realizar un trabajo de calidad. Pero una vez terminado el proyecto, envía un documento pdf to’ soso donde aparecen el saldo pendiente de pago, los datos bancarios y poco más.  

El arma secreta que tiene un freelance espabilado es una buena factura que al terminar cada proyecto deje a los clientes con buen sabor de boca y así conseguir fidelizarlos. Una facturación rápida, detallada y atractiva, con instrucciones claras sobre cómo debe proceder, puede suponer la diferencia entre tener un cliente que repita y otro que te haga ghosting.

Por suerte, Xolo tiene una herramienta de facturación fácil e intuitiva que te ayudará a crear facturas detalladas y profesionales en un abrir y cerrar de ojos. Elige entre una galería de plantillas atractivas y fáciles de formatear (ya no tendrás que preocuparte por la fuente y la paleta de colores perfectas). Dale a enviar en un solo click ¡y mira cómo entra el dinero! 🤑

3. No separar las finanzas profesionales de las personales

Cuando empiezas a trabajar como freelance, tu lista de tareas es kilométrica. Cuando te dedicas a buscar nuevos clientes, a crear tu sitio web y a mantener tus todas habilidades al día, es comprensible que crear una cuenta bancaria sea lo último en lo que se te pase por la cabeza.

Los freelance que están empezando suelen acabar utilizando su cuenta personal para sus ingresos y para pagar todos los gastos relacionados con su negocio. Esto hace que al hacer la declaración trimestral sea una pesadilla aún mayor de lo habitual, porque resulta casi imposible determinar qué gastos son personales y cuáles profesionales. Esto significa que muchos freelance acaban pagando mucho más de lo que habrían pagado si hubieran mantenido sus cuentas personales y profesionales separadas.

4. Creerte que cualquier gestor te sirve

Te has decidido en buscar ayuda externa, ¡grande! Pero uno de los errores que cometen muchos nuevos freelance es suponer que cualquier gestor será apto para hacer el trabajo. Así que, aunque resulte tentador contratar a la hermana del vecino de tu primo, que te han recomendado muy bien (aunque se haya pasado los últimos 20 años llevando la contabilidad de Inditex), te ahorrarás mucho tiempo y dinero si encuentras a alguien que tenga experiencia en el complejo mundo de los freelance.

Con Xolo, tendrás un ejército de expertos en contabilidad y fiscalidad listos para ayudarte en todo lo que necesites, desde el cumplimiento de la normativa hasta asegurarse de que se cobra el IVA correcto por tu nuevo cliente en Chipre. ¡Todos esos trámites tan molestos se ponen en piloto automático para que puedas centrarte en ganar tu dinero!

5. Creerte que puedes hacerlo todo tú solo

Ser tu propio jefe puede ser una de las experiencias más liberadoras, estimulantes, validadoras y satisfactorias que puede tener una persona. Pero también puede ser muy, muy solitario y provocar ansiedad, sobre todo cuando se empieza.

Uno de los errores que vemos que cometen muchos novatos es no ponerse en contacto con otros freelance de su sector. Aunque puede ser fácil caer en la trampa de verlos como competencia, o dudar en entablar relaciones porque puede desencadenar tu “síndrome del impostor”, el tema es que estas personas son la gente con la que deberías querer rodearte. Nadie más podrá entender los altibajos del trabajo freelance como tus compañeros de profesión. 

New call-to-action

En Xolo somos conscientes de que ser freelance no se trata de ser un experto en contabilidad y fiscalidad, por eso llevamos todo el papeleo para que nuestros freelance puedan dedicarse a lo suyo y convertirse en los rockstars que esperamos ver cuando entramos en LinkedIn.