5 planes mejores que hacer la declaración trimestral

Laura Méndez
Escrito por Laura Méndez
el 29 de julio, 2021

¿Qué podrías hacer con todo el tiempo que te ahorrarías si dejaras de hacer la declaración trimestral? ¿Y si también dejaras de completar un Excel y descargártelo para enviar facturas?

Como freelance tu tiempo es oro, así que cuantas más horas puedas ahorrar en trámites burocráticos y fiscales mejor. Ese tiempo extra que inviertes en algo que no te corresponde podrías dedicárselo a otros proyectos, planes o personas con las que te gustaría pasar más momentos. ¿Ese sería el plan de tus sueños? Pues ya puedes hacerlo realidad.

¿Cuál es la opción más sencilla para reducir ese gasto de tiempo en burocracia?

Tener una gestoría que se encargue de todo eso por ti. Si puedes enviar instantáneamente dinero a un amigo cuando llega la cuenta en el restaurante, también deberías poder automatizar todos los procesos que te quitan un tiempo muy valioso en tu día a día.
Dentro de los servicios que necesitas contratar como freelance, tener una gestoría que reduzca tus preocupaciones será un ahorro en disgustos. Con Xolo, por ejemplo, no tendrás que dedicarle más de 30 minutos al trimestre para tenerlo todo en regla y poder seguir enfocándote en lo tuyo.

¿Qué podrías hacer en lugar de tratar de entender cómo funciona el modelo 303? Aquí van algunas propuestas:

Xolo_CTA_Filler_Grid_S_3

1. En lugar de hacer la declaración trimestral podrías: actualizar tu portfolio

Como freelance, el ritmo del día a día acaba por dificultar que encuentres ese momento de  ✨calma✨ para actualizar tu portfolio. Ya sea una web, un perfil en redes sociales o una tarjeta de empresa, es una herramienta fundamental para conseguir nuevos proyectos. Por eso está bien ir actualizándolo y no tener que hacerlo justo cuando más lo necesitas, que por lo general será cuando menos tiempo tengas y más estrés te provoque.

También puedes aprovechar para pedir recomendaciones a tus clientes e incluirlas en aquellos espacios que te dan una mayor visibilidad. Nada como el boca a boca para poder llegar a nuevas personas y ganarte una buena reputación.

2. En lugar de hacer la declaración trimestral podrías: hacer un curso

Mantenerse fresco en el mercado pasa por no dejar de estar pendiente de las nuevas tendencias o incluso desarrollar alguna habilidad que consideres que será un valor añadido a la hora de presentar ideas a tu clientes.

Actualmente hay muchas páginas web que ofrecen cursos y acreditaciones online que podrían dar un aire fresco a tus presentaciones y ayudarte a seguir creciendo en tu sector.

Como siempre se ha dicho: el saber no ocupa lugar, y además ayuda a poder decir que sí a trabajos que alguna vez has tenido que rechazar por no sentirte capacitado para llevarlos a cabo.

3. En lugar de hacer la declaración trimestral podrías: iniciar un proyecto personal

¿Cuántas conversaciones has tenido con amigos sobre esa idea que te ilusiona pero que nunca acabas de encontrar tiempo para sacar adelante? Si todos los meses pudieras dedicarle una parte de tu tiempo a ello, aunque fuera poco a poco, irías dándole forma. Siempre es bueno tener un incentivo más allá de tu trabajo diario y este tipo de proyectos te ayudan a recordar por qué te gusta tu profesión y qué fue lo que te llevó a ser freelance. Retómalos con la importancia que se merecen.

4. En lugar de hacer la declaración trimestral podrías: ampliar tu red de contactos

Muchas veces se llegan a propuestas o colaboraciones interesantes gracias a conocer a otras personas con las que puedes crear buenas sinergias. Aunque últimamente los eventos presenciales están de capa caída puede que sigas encontrando alguno a nivel local. También existen plataformas en las que poder ponerte en contacto con otros freelance o potenciales clientes. Seguro tienes una lista de personas a las que podrías escribirles para iniciar conversaciones que puedan resultar interesantes o motivadoras. ¿Quién sabe? Quizás ese evento al que te gustaría asistir podrías organizarlo tú.

5. En lugar de hacer la declaración trimestral podrías: descansar

Sí, aunque como freelance parezca que todo el tiempo libre tengas que utilizarlo para cosas productivas, a veces lo más necesario es permitirse descansar. No hacer nada que tenga que ver con el trabajo: tumbarte al sol, sentarte a leer un libro, disfrutar de un paseo… o simplemente no hacer absolutamente NADA ni que sea una tarde tonta. Para poder tener nuevas ideas necesitamos que el cerebro desconecte y reciba otros estímulos.
Has escogido ser freelance para tener mayor libertad, y tomarte un respiro también forma parte de ello.

Xolo_Blog_CTA_LoveDeclaration

Nadie puede liberarte de tus obligaciones financieras con Hacienda, pero sí de todos los trámites y el estrés que te puede suponer tener que convertirte de repente una autoridad en fiscalidad y contabilidad. No te hiciste freelance para eso. De ahí que en Xolo pensemos que ser freelance debería tener todo lo bueno de tener tu propio horario y todo lo bueno de que alguien se encargue de las declaraciones trimestrales por ti para que puedas hacer cualquier otro plan mejor. Que sí, sabemos que no te resultará difícil encontrarlo.